HISTORIA Y PERSONAL

La Funeraria McDermott-Crockett y Asociados​ lleva ofreciendo servicios funerales personalizados desde hace muchos años. Estas opciones únicas le permiten a usted honrar a su ser querido de una manera sentida y respetable. Esperamos proveer apoyo y comprensión mientras ofrecemos servicios funerarios que celebran la vida y ayudan a las familias a encontrar la paz que merecen.
Si usted busca una Celebración de Vida honorable en Santa Barbara y en sus alrededores, le invitamos a conocer más sobre nuestros orígenes, nuestra visión y sobre la gente que hace posible todo esto.

Una historia de compasión

Un poco de historia…

A pocos pasos de la esquina de las concurridas calles Mission y Chapala de Santa Barbara, se encuentra nuestra querida capilla blanca, situada aquí durante gran parte del pasado siglo. Sin embargo, la capilla no siempre fue el punto de referencia de Chapala, ya que fue movida dos veces desde su ubicación original. Una vez llamada cariñosamente “la caja de joyas”, esta capilla ha servido como templo de culto de varias religiones y denominaciones antes de convertirse finalmente en el hogar de la funeraria McDermott-Crockett en Chapala Street. A lo largo de los años, la capilla se ha creado una historia rica e intrigante, por lo que se la llama, de forma cariñosa, “la pequeña iglesia que no puede estarse quieta”.

Los primeros días: creando la capilla

Cuando la Trinity Episcopal Church, la iglesia pionera de Santa Barbara, decidió separarse y crear una nueva congregación, buscaron un lugar que estuviera “en pleno campo”. En aquellos tiempos, la ubicación sería en la esquina noreste de las calles Micheltorena y Anacapa, en el centro de Santa Barbara. Allí crearon una estructura escultural de gran belleza, con piezas de secoyas cuidadosamente seleccionadas que fueron enviadas de los aserraderos de Santa Cruz a Stearns Wharf. Siguiendo la tradición episcopal, las ventanas laterales y posteriores fueron creadas al estilo de la arquitectura gótica. De hecho, para hacer justicia a esos laberínticos ventanales, la capilla fue adornada con vidrieras importadas hechas a medida. El interior de la capilla exhibe madera intrincadamente tallada -bóvedas, contrafuertes, columnas agrupadas, un ambulatorio elevado, ventanales circulares, agujas y tímpanos de puertas ricamente tallados… ¡una auténtica joya arquitectónica! Sin embargo, el verdadero encanto y la gracia de esta capilla pueden verse en su maravillosa filigrana que adorna puertas, aleros y cumbrera. Es un verdadero tesoro, una firma tallada a mano, dejada por los artesanos locales de un Santa Barbara de tiempos remotos.

St. Mark’s – Una capilla Bautista

La congregación separada que creó la capilla para ser su propio lugar de culto quiso llamar a su iglesia St. Mark’s. Aunque ahora poseían este edificio magnífico, resultaba evidente que los feligreses habían llegado al límite de sus posibilidades financieras. ¡A raíz de ello, la pequeña iglesia se puso a la venta en una subasta! La puja ganadora fue la de los First Baptists. Y de esa manera, los miembros de la parroquia de corta vida St. Mark’s se encontraron de regreso en la Trinity Episcopal. Los Bautistas, sin embargo, usaron la capilla como lugar de culto hasta que fueron demasiados para su pequeño tamaño, y decidieron cambiarse a un edificio de mayor capacidad, en 1910.

¡La pequeña iglesia se muda!

Los nuevos dueños de la capilla eran los Adventistas del Séptimo Día, que izaron el edificio y lo montaron sobre unos rodillos (¡tirados por varios equipos de caballos!) y se llevaron la iglesia a tres bloques hacia el sur, en su nueva ubicación en la esquina suroeste de De La Vina y Anapamu, donde se montó sobre nuevos cimientos. El campanario fue desarmado para evitar los cables eléctricos durante su transporte por la ciudad, pero no se volvió a colocar, dejando en su lugar un campanario truncado. Las vidrieras originales también fueron remplazadas, para evitar lo que un miembro de la congregación llamó una “oscura luz religiosa”. Aunque la vidriera original se guardó en el sótano del edificio, sufrió destrozos y nunca se arregló. Justo en frente de la nueva ubicación de la capilla se encontraba el edificio de una escuela, construido con piedra arenisca. Por desgracia, como la mayor parte de los edificios de la ciudad, fue destruido en el terremoto devastador del 29 de junio de 1925. Sin embargo, gracias a su ingenioso diseño de ingeniería, el único arreglo que necesitó la capilla fue un par de ajustes de sus tensores estructurales. En ese momento, la capilla también se convirtió en el edificio protestante más antiguo de Santa Barbara después de su famosa Misión.

¡La capilla se va al cine!... bueno, es un decir.

Cuando los adventistas necesitaron un terreno más grande, se mudaron a uno situado en 2020 Chapala Street – ¡la ubicación de los antiguos estudios Flying A Movie! Una vez más, le tocó a la pequeña capilla una mudanza, pero esta vez, en lugar de caballos fue movida por un gran camión Mack, a un bloque hacia el este y nueve bloques hacia el norte, a una nueva localidad más arriba de la intersección de las famosas calles Mission y Chapala, de Santa Barbara. ¡En 1964, los adventistas se mudaron a una localidad mayor y la Iglesia Central de Jesucristo se convirtió en la nueva propietaria de la capilla!

Pasando de espiritual a secular

Después de un siglo de uso religioso, la capilla fue comprada por Donald L. y Eileen S. McFarland, unos ingenieros industriales cuyo trabajo se centraba en diseño y desarrollo. Desalojaron el 10 de octubre de 1983, cuando la iglesia fue comprada por Richard y Patricia Levee, dos fundadores de California Time-Sharing. Aunque decidieron hacer extensas renovaciones del interior del edificio, apreciaron suficientemente el legado Victoriano de la capilla al mantener gran parte de su arquitectura exterior tal y como fue diseñada hace más de un siglo.

¡McDermott-Crockett se instala!

Desde 2010, la funeraria McDermott-Crockett está encantada de llamar a este bello edificio su hogar. Con nuestras oficinas ubicadas en la parte trasera y la magnifica capilla utilizada como escaparate de nuestro negocio, no pasa un día que no nos sintamos sobrecogidos por la maravillosa idiosincrasia de la capilla. Los arcos cuidadosamente conservados de la sala principal encuadran un despliegue de luz fastuoso que se filtra por las tardes a través de las vidrieras, inundando la capilla de un cálido y relajante tono rosado.

Los orígenes de McDermott-Crockett: antes de 2020 Chapala Street…

¡Mientras que la capilla estaba atareada haciéndose famosa en la comunidad, McDermott-Crockett estaba haciendo lo propio! El 12 de abril de 1906, el señor Emigh vendió su negocio mortuorio Emigh & Sons a Charles McDermott. De hecho, el 12 de abril de 2013 McDermott-Crockett celebró con orgullo su 107º aniversario. ¡Cómo pasa el tiempo! Estos momentos nos recuerdan lo lejos que ha llegado esta funeraria. Por aquél entonces, la funeraria se situaba en la esquina de State Street y Haley Street. ¡Sin embargo, siguiendo la tradición de la capilla, la funeraria no podía estarse quieta! En los años 30, el negocio se muda una vez más, esta vez a la esquina de Pedregosa y State Street, donde siguió prosperando en la comunidad. ¡Fue en esta localidad que McDermott finalmente consiguió a su Crockett! Richard Crockett, un hombre que valoraba la sencillez y estabilidad de las tradiciones, por fin se unió a la empresa, en el año 1967. Incluso en aquellos días, la pequeña funeraria se esforzaba en contribuir de manera filantrópica a su comunidad, brindándole su tiempo y sus recursos. Fueron estas acciones e implementaciones pioneras las que sentaron las bases para el desarrollo de futuros programas en Santa Barbara, que trataban de abordar con delicadeza las necesidades aún no satisfechas de aquellos afligidos por el luto. Consideraciones tales como ocuparse de la pérdida infantil o fetal sin costo alguno para la familia, ajustar y modificar servicios y productos para familias de pocos recursos, y participar en programas educativos obligatorios para las escuelas locales fueron prácticas implementadas regularmente, en lugar de actos de caridad esporádicos. De hecho, en 2005 la funeraria donó generosamente todos sus libros de registros y actas de defunción que poseía a la sociedad genealógica local. Esto incluía todos los materiales recogidos desde 1914 a 1974, solidificando así el deber y la responsabilidad social de devolverle a la misma comunidad que le otorgó la posibilidad de establecerse como un estandarte de tradición, orgullo y una representación tangible de lo que realmente significa ser una parte integral de la comunidad de Santa Barbara.

Hasta su jubilación en 2005, Richard Crockett mantuvo vivos los objetivos de la funeraria. Durante años, se esforzó en implementar con delicadeza programas similares que beneficiarían al público, mientras eliminaban tabúes sociales relacionados con la muerte y el acto de morir. Felizmente, en 2010 Richard Crockett pasó el mando a la nueva generación de profesionales funerarios, dejando la proverbial batuta en manos de su protegida de toda la vida, Jennifer Parks. ¡Con tantos cambios excitantes, la funeraria acordó que era hora de cambiar también de escenario! Y fue así como se asentó finalmente en Chapala Street, no lejos de donde se juntan Chapala y Mission.  ¡En ese momento, con una nueva ubicación, una nueva gerencia y una nueva vida, la funeraria estaba lista para volver al trabajo! Jennifer, tal como Richard, cree firmemente en la importancia de las tradiciones. Sin nunca perder de vista los ideales originales de la funeraria, y como una verdadera guerrera, Jennifer ha hecho suya la misión de pelear por los mismos sueños que tuvieron nuestros fundadores: una familia a la vez, una persona a la vez, y en cualquier momento, de día o de noche. Con el apoyo continuo de respetadas organizaciones tales como Life Chronicles, el Hospicio de Santa Barbara, la Cámara de Comercio Hispana, y muchas más, la funeraria está entusiasmada y esperanzada con la idea de seguir estableciéndose como una piedra angular de esta comunidad tan unida.

Un personal dedicado al cuidado respetuoso

Un funeral, o servicio conmemorativo, debería ofrecer a los miembros de la familia y otros seres queridos la ocasión de reflexionar, recordar y celebrar una vida bien vivida. En Funeraria McDermott-Crockett & Asociados, nuestro objetivo es crear un servicio y unas experiencias excepcionales que cumplen con los deseos de su ser querido. Deje que nuestros experimentados Directores Funerarios sean su guía en esta etapa crucial del duelo.

Jennifer Parks
Gerente General / Consejera de Arreglos Funerarios / Oficiante Certificada de Funerales

Jennifer Parks inició su carrera a la temprana edad de 17 años, cuando empezó a trabajar en la industria de la Salud de la Mujer. Con el apoyo de brillantes doctoras y enfermeras de gran talento que actuaron como mentoras, Jennifer desarrolló sus habilidades asistiendo a mujeres durante el parto. Se mudó a San Francisco en 1992, donde siguió desarrollando sus conocimientos con el doctor Ricky Pollycove, que fue esencial en su amor por las conexiones espirituales profundas y el respeto de antiguas tradiciones.

Tras mudarse a Santa Barbara en 2002, Jennifer encontró un hogar inesperado en McDermott-Crockett. Bajo la tutela de Richard Crockett, Jennifer aprendió todas las facetas de la gestión mortuoria y de los arreglos funerarios, convirtiéndose en la Gerente General cuando este se retiró en 2010. Desde ayudar a familias al principio de una vida, hasta ayudar a otras al final, Jennifer entiende la importancia de honrar la historia de amor única de cada persona… para los que nos dejan, y para los que se quedan. Su compasión y habilidad para ayudar a los que sufren durante estas transiciones hacen de su profesión funeraria su verdadera vocación. Jennifer vive en Santa Barbara con su marido Todd y sus tres hijos, Jesse, Jake y Julia.

En 2016, Jennifer completó su Certificación de Oficiante Funerario y ahora ofrece este servicio a aquellas familias que sienten la necesidad de incorporar su historia en un servicio funerario o conmemorativo.

“Hay algo sagrado en las lágrimas. No son una marca de debilidad, si no de poder. Hablan con más elocuencia que diez mil lenguas. Son las mensajeras de un dolor sobrecogedor y de un amor inenarrable…”

Jennifer puede ser contactada llamando a la oficina al (805) 569-2424 o por correo: jennifer@mcdermottcrockett.com



Israel Velazquez
Consejero de Arreglos Funerarios

Israel ha sido una parte integral de nuestra familia de profesionales funerarios desde 2005. Gracias a su experiencia en servicios sanitarios, Israel demostró muy rápidamente que cuidar de familias era su verdadera vocación. Israel ayuda a las familias a crear celebraciones de gran significado para sus seres queridos, con el máximo respeto y dignidad, dejando así clara su valiosa aportación a la funeraria. Originario de México, D.F., Israel es bilingüe en español e inglés. En sus ratos de ocio, disfruta jugando al fútbol y pasando tiempo con su familia.

Israel puede ser contactado llamando a la oficina al (805) 569-2424 o por correo: ivelazquez@mcdermottcrockett.com



James Gonzales
Personal de Apoyo Mortuorio y Transporte

James es nacido y criado en una familia que ha vivido en Santa Barbara desde hace ocho generaciones, y es conocido por toda la región. Inició su carrera en el sector inmobiliario a los 22 años, y trabajó duro para ascender hasta el puesto de Gerente de Operaciones de una compañía inmobiliaria local, mientras iba cosechando un gran número de premios y reconocimientos por parte de profesionales del sector. Fue Director del Consejo de Corredores Inmobiliarios y miembro de varios comités, Presidente y Embajador del Consejo Regional de la Cámara de Comercio de Santa Barbara durante dos términos, y director de desfile Spirit of 76 del Comité del Desfile de 4 de julio, además de participar en otras organizaciones locales, estatales y nacionales de carácter comercial.

¿Cómo le gusta a James pasar sus ratos de ocio? Su pasión es la fabricación de personajes de películas y caracteres de cómics a escala real, y construir modelos a escala. Actualmente, James trabaja en dos proyectos sin ánimo de lucro que incluyen la construcción de maquetas de la Old Mission y otros modelos con un significado particular para la comunidad de Santa Barbara. A James también le gusta caminar y correr por los muchos senderos históricos que recorren las laderas de la ciudad. “Disfruto sirviendo a nuestra comunidad, y formar parte de McDermott-Crockett me permite ayudar a mis conciudadanos, amigos y familiares en sus momentos de necesidad. No hay dos vidas iguales, y creo que es importante recordar cada alma como los seres únicos que son.”

James puede ser contactado llamando a la oficina al (805) 569-2424 o por correo: jgonzales@mcdermottcrockett.com



Anthony Gil
Transporte mortuorio

Tony forma parte de nuestra familia de profesionales mortuorios desde hace más de 13 años. Tony siempre hace gala de gran compasión, y está disponible a cualquier hora del día o de la noche para transportar a su ser querido hasta nuestro cuidado. Cuando no está trabajando, a Tony le gusta tocar música y disfrutar de la casa que ayudó a construir en Costa Rica.



Kathy Ackley​
Consejera de Arreglos Funerarios / Oficiante Certificada de Funerales

Kathy Ackley es una Oficiante Certificada de Funerales con una gran experiencia en el sector hospitalario y la producción de eventos. Con anterioridad fue Directora de Catering del Fess Parker Resort en Santa Barbara, durante 17 años, donde organizó gran cantidad de eventos, incluyendo reuniones íntimas, convenciones de una semana a gran escala, servicios funerales, y celebraciones de vida de cualquier tamaño. Kathy también trabajó en el Princeville Resort de Hawái y otros hoteles de lujo por todo Estados Unidos.



Jenna Mendenhall​
Administradora

Jenna inició su carrera en el sector de la belleza como esteticista, lo que le dio la experiencia necesaria para hacer resaltar lo mejor de cada persona. Llegó a dirigir el salón de belleza, antes de decidir pasarse al sector de las funerarias.

Jenna quería usar su tiempo y esfuerzos en derrochar su amor y compasión en la gente que más lo necesita. “Este trabajo me hace sentir tan llena, y me acerca a gente realmente increíble, muchos de los cuales no habría conocido nunca en mi profesión anterior. Cada día escucho las historias de vidas llenas de pasión, aventura y corazón. Eso es lo que le da valor a mi tiempo.”

Cuando no está en la oficina, Jenna está probablemente en Disneyland, buscando Dole Whips o churros.

Jenna puede ser contactada llamando a la oficina al (805) 569-2424 o por correo: Jenna.mendenhall@mcdermottcrockett.com


En recuerdo

William Guntle

Con profundo agradecimiento, recordamos a uno de los nuestros, que falleció el 9 de julio de 2015, tras una breve pero valiente lucha contra el cáncer. Durante sus más de 35 años de carrera, la dedicación de Bill hacia las familias de nuestra comunidad fue ejemplar, ayudando a un sinfín de familias de luto a honrar a sus seres queridos con dignidad. No sólo era un director funerario de gran experiencia, era también un embalsamador con un talento y un arte extraordinarios. Sus manos hábiles y su gran corazón brindaron a familias bellos recuerdos de sus seres queridos. Bill deja atrás una gran familia de amigos, que estarán siempre en deuda con él por el tiempo y el talento que nos dedicó a todos. El actual y el futuro personal de McDermott-Crockett siempre le echarán de menos, y le honraremos al continuar su legado de excelencia en servicios funerarios y en el compromiso hacia nuestra comunidad.